POR QUÉ CONSERVAR

Hasta finales de los anos 90, el único tratamiento para enfermedades graves de tipo oncohematológicas (leucemias, linfomas,…) e inmunes consistía  en la realización de trasplantes de médula ósea de un donante compatible con el paciente. Actualmente se puede realizar también el trasplante con células madre de cordón umbilical o las obtenidas de sangre periférica.

En 1988 en Paris, se llevó a cabo el primer trasplante exitoso con células madre de sangre de cordón umbilical para tratar a un niño con anemia de Fanconi. Tenía una hermana con HLA idéntico, quien le donó sus células, y más de 25 años después ambos se encuentran en perfecto estado de salud.

Desde que se realizó el primer trasplante de medula ósea a mediados de los años 50, se ha alcanzado ya la cifra de 1 millón de trasplantes de estas características en el mundo, de los que más de 30.000 se han realizado con células madre de sangre de cordón umbilical. De estos, la mayoría de ellos fueron indicados para el tratamiento de leucemias y trastornos de células plasmáticas.

En cualquier caso, el proceso de búsqueda de un donante compatible se realiza en primer lugar dentro de la familia, donde la probabilidad de que un hermano sea compatible es de un 25%. El siguiente paso es buscar un donante compatible no emparentado en los registros de  donantes, donde esta cifra baja hasta un 0,01%.

Las posibilidades de éxito en trasplantes utilizando células de hermanos es aproximadamente del 60%, mientras que si se usan muestras de donantes no emparentados familiarmente la tasa se reduce casi a la mitad. Si el trasplante se realiza con células de cordón, la tasa de rechazo es mucho más baja, especialmente entre familiares.

Además, en los últimos años ha quedado en evidencia el potencial del uso de células madre procedentes de cordón umbilical, cuya tasa de supervivencia alcanza casi el 75%.

160320_gráficos-04Actualmente la mayor parte las patologías tratadas con células madre de cordón son de origen hematológico o del sistema inmune. Sin embargo, las últimas investigaciones están descubriendo un gran potencial, y los expertos se manifiestan a favor de una congelación obligatoria, tanto de la sangre como del propio tejido de cordón umbilical.

Además, la disponibilidad de las células madre de la sangre de cordón es inmediata en caso de necesidad médica, ya que se encuentra criopreservada y preparada para uso inmediato desde el momento en que se dona. Esto junto a la alta tecnología y los grandes avances científicos en el campo han contribuido a un cambio de tendencia en el tipo de trasplantes realizados en los últimos años, siendo cada vez más los efectuados con muestras procedentes de cordón umbilical, en contraposición de los de médula ósea, aunque estos últimos son todavía los más numerosos.

160320_graficos-06No se sabe con certeza hasta donde pueden llegar las posibilidades de estas células, pero su capacidad terapéutica en el campo de medicina regenerativa y de la medicina personalizada avanza día a día.

En el 2012 más de 80 enfermedades eran tratadas de forma rutinaria con células madre, en el 2016 ya se ha sobrepasado un centenar y el futuro es prometedor.

Criopreservar una muestra hoy, no sólo conlleva el potencial clínico actual, sino que éste irá aumentando progresivamente.

No dejes pasar la oportunidad! Conserva o dona la muestra, pero no la tires, puede salvar vidas!

Solicitar más información

¿Te ha gustado este contenido? ¡Compártelo!