SANGRE DE CORDÓN UMBILICAL

La sangre del cordón umbilical es sangre recogida del cordón y la placenta del recién nacido inmediatamente después del parto, la cual contiene grandes concentraciones de células madre hematopoyéticas.

Estas células son las responsables de la formación y mantenimiento del sistema sanguíneo e inmune. Conservarlas confiere al donante no solo una gran alternativa terapéutica en el caso de necesitar restaurar el correcto funcionamiento de una médula ósea enferma, si no también la más inmediata, ya que se encuentra preparada para su uso.

graficotejidos

TEJIDO DE CORDÓN UMBILICAL

En un principio se pensó que el cordón umbilical era un mero sostén de vasos sanguíneos que transportan la sangre y nutrientes al feto. Sin embargo, los científicos demostraron que el tejido existente entre la piel y los vasos, llamado gelatina de Wharton, es una de las fuentes más ricas en células madre mesenquimales.

Las células madre obtenidas del tejido del cordón umbilical, o mesenquimales, se están utilizando en estudios clínicos en terapia celular y medicina regenerativa con resultados muy prometedores. Se les considera el futuro de la medicina personalizada, no únicamente por su potencial de regeneración, si no porque no generan rechazo alguno al receptor.

Estas células tienen el potencial y la capacidad de diferenciarse a células del hueso, cartílago, piel, grasa o músculo. Y por eso se estudia su uso en la reparación de estos tejidos cuando han sido afectados por alguna enfermedad o tras lesiones o traumatismos.

¿Te ha gustado este contenido? ¡Compártelo!