StemVital

Nueva terapia con células madre contra el dolor en la artrosis de rodilla

Nueva terapia con células madre contra el dolor en la artrosis de rodilla

Un tratamiento experimental de la Clínica Universidad de Navarra y el Complejo Universitario de Salamanca ha probado la seguridad y eficacia de la infiltración de las células madre en pacientes con artrosis de rodilla.

Un ensayo clínico fase I-II aleatorizado, desarrollado por especialistas de la Clínica Universidad de Navarra y del Complejo Universitario de Salamanca, ha demostrado un efecto antiinflamatorio de las células mesenquimales que reduce o elimina el dolor 12 meses después del tratamiento con células mesenquimales

José Miguel Ciáurriz, un ingeniero industrial de 63 años, paciente de la Clínica Universidad de Navarra, que ha participado en el ensayo, publicado recientemente en la revista científica Journal of Translational Medicine, tenía artrosis grado IV, el más alto, y tuvo que dejar de hacer deporte por dolor en las rodillas.

Tal como explica en un vídeo el traumatólogo José María Lamo de Espinosa, el paciente experimentó una mejora del dolor y menor limitación para las actividades diarias, cuando al margen de la nueva terapia, «la única alternativa que le quedaba era la prótesis de rodilla». «A los dos meses de iniciar el tratamiento ya no se me inflamaba ni me dolía la rodilla y ya he vuelto a jugar al golf», señala Ciáurriz.

«Aunque la artrosis de rodilla no se encuadre de manera clásica dentro de las enfermedades inflamatorias, sabemos que cursa con inflamación de la cápsula que recubre la articulación (sinovitis)». Un 50% de los pacientes estudiados padecían artrosis grado 4 (grado máximo de artrosis), es decir, «presentaban grandes extensiones de la rodilla sin cartílago.

En estos casos, advierte el especialista, la regeneración no es un objetivo razonable», ya que «las células no se comportan como semillas que ponemos en un campo y florecen para dar lugar al cartílago. Las células madre actúan como el agua cuando regamos un terreno. Si no hay células de cartílago, cosa que ocurre en grados avanzados de la artrosis, no es esperable que se forme cartílago».

La actuación de las células se reveló especialmente eficaz en su capacidad antiinflamatoria más que en la regenerativa. «La artrosis no es solo una enfermedad del cartílago. Es un proceso degenerativo más complejo, con más estructuras implicadas, de forma que pacientes con menos artrosis en una radiografía pueden presentar más dolor que otros con mayor grado de artrosis», subraya el especialista.

Actualmente, el equipo de la Clínica sigue trabajando en esta línea con el inicio de un segundo ensayo clínico fase II. En este segundo trabajo han sustituido el ácido hialurónico por plasma rico en plaquetas eliminando la dosis de 10 millones de unidades celulares. «Estos resultados abren el camino para un futuro estudio en fase III en una muestra superior de pacientes», pronostica el investigador.

Fuente: Expansión

Deja un comentario

Cerrar menú